Aprendamos a ser fuentes de información responsables

26 02 2012

Con el uso de las TICs los usuarios no sólo son receptores de mensajes elaborados, también  pueden elaborar sus propios mensajes y decidir la secuencia de la información a seguir, establecer el ritmo, cantidad y profundización de la información que desea y elegir el tipo de código con el que quiere establecer relaciones.

No sólo a través de las redes sociales y del inmenso universo de internet se recibe información o es un espacio para publicarla, el uso de las Tics también abarca los teléfonos móviles. Piense como era cinco años atrás cuando usaba su teléfono móvil para llamar, recibir llamadas y mensajes de texto. Ahora, estos dispositivos también sirven para transmitir información masiva y recibirla de manera inmediata.

Cuanta información he recibido a través de mi Blackberry de manera inmediata. Desde chistes de buen y mal gusto y también la información que otros usuarios de mi red consideran que es verdad y simplemente la publican y envían a todos sus contactos sin tomarse el tiempo de revisar si es correcta o no.

Mensajes como “Amenaza de atentados en Cali, recomiendan no salir a sitios públicos”, o “amenaza de bomba en Unicentro”, o”robo de automóvil con placas XXX”. En ocasiones, cuando he recibido estos mensajes enviados por mis contactos, les pregunto si confirmaron la veracidad de esta información. La respuesta es que lo recibieron y así mismo lo enviaron sin preguntarse lo que puede generar en quien la lee y después darse cuenta que no era cierta, pero igual, pareciera que no importara.

Al parecer, es como si pensaran que por tener acceso a toda la información del mundo nadie les puede engañar. Se dice que la información es poder, pero la información también puede generar pánico, malos entendidos, reacciones inesperadas y con la rapidez al acceso a la información que nos da las Tics no sólo debemos aprovechar esta ventaja de información al instante que antes no teníamos, también debemos ser responsables con lo que recibimos a través de estos medios y con lo que publicamos.

La cantidad de información a la que tenemos acceso ahora de manera inmediata nos permite tener varias miradas de una situación y así construir nuestra propia versión, pero siempre hay que tener claro que un email, un link en Facebook, un Pin por el Blackberry o cualquier página web no son suficientes para creer cualquier información.

  Quienes estudiamos Comunicación, nos enseñaron que la fuente debe confirmarse, que lo se publica debe ser verdad. Esto, no sólo aplica para medios formales, hoy también debemos aplicarlo en lo que escribimos en nuestras redes sociales, comentarios, mensajes de texto, e mail y todo tipo de medio de comunicación que utilicemos, ya no es necesario trabajar en un periódico para que nos lean, sólo es necesario tener acceso a las Tics.

Esta es un invitación a ser responsables con lo que publicamos y ser críticos con lo que recibimos, hoy somos fuentes de información y con ella podemos construir versiones de la realidad.

Esta entrevista a Andrés Monroy Hernández, experto en redes sociales de nuevas tecnologías, ofrece una visión clarificadora del tema. Periodismo virtual: “Como con la televisión o la prensa, es saludable ser crítico con las redes sociales”.

http://www.msemanal.com/node/4917





7 10 2011

Siempre será el primero

Nadie me enseñó nunca la importancia de viajar, ni cómo, ni para qué, pero la vida me llevó a hacerlo, y me llevó a Barcelona. La ciudad condal me recibió y me atrapó en su encanto, tanto, que hoy lejos de ella, todavía me tiene atrapada en sus recuerdos.

Me recibió en un invierno amable, con el frío de un puerto que mantiene sus cielos azules y me enseñó el espíritu de cada estación. Barcelona tiene una belleza natural que mezcla tranquilidad y misticismo.

Barcelona fue mi casa durante casi dos años y a través de ella conocí un poco de Chile, Brasil, Italia, México y el mundo en cada persona que conocí y que hoy desde mi cálida Sultana del Valle recuerdo y añoro.

A Barcelona y a la vida le debo el recuerdo de pequeñas calles llenas de encanto, de una playa con amigas, de caminatas largas, de lugares escondidos en lugares cruzados cientos de veces, de cada estación, de una nevada en marzo, de la amistad en varias partes del mundo y del amor verdadero.

Gracias por una época que nunca olvidaré, y aunque habrá otros viajes éste siempre será el primero.





Educomunicadora

11 07 2010

Muchas veces nos ponemos a pensar en el futuro, en cómo será la sociedad en el futuro y hasta podemos soñar con inventos y posibles manera de relación y sólo cuando alcanzamos a dimensionar los cambios que ha tenido la humanidad en los últimos 50 años,entendemos que el futuro es ahora y que nosotros alcanzamos a cogernos de la cola de esta sociedad de la información que sigue caminando.

Se dice que todo cambio es traumático y en el caso de la comunicación esto no es diferente, tal y como lo dice José Manuel Pérez Tornero en el documento: Crisis de educación, crisis de comunicación: “Los medios de comunicación, por su lado, viven su propia crisis. En la última década han sufrido los cambios de mayor importancia de toda su existencia: Internet, las telecomunicaciones, la digitalización de la información, la globalización. Desde un punto de vista cultural, tales transformaciones están suponiendo alteraciones más graves que las que originó en su día el desarrollo de la imprenta. Nos recuerdan, de alguna manera, la revolución que la invención de la escritura introdujo en las formas intelectuales de la humanidad: una revolución global que trastoca los límites de la subjetividad, lo público, lo privado, la libertad y el control.” (Tornero, Crisis de educación, crisis de comunicación).

La queja por supuesta falta de información es una situación que durante mucho tiempo se dio y se sigue dando. Sin embargo, viendo de cerca la situación, ahora sabemos que gracias a un medio de información tan amplio como es la Internet, el asunto ahora no es de falta de información, el asunto ahora es exceso de información y como facilmente cualquier usuario puede hundirse en este mar y con pocas herramientas claras sobre cuál es la verdad  o qué es lo realmente importante.

Sobre esto, Ignacio Ramonet plantea esto como un problema que finalmente termina trayendo también, exclusión. “Pero todos sabemos que la censura funciona. ¿Sobre qué criterios? Con criterios inversos (ésta es, al menos, mi idea). Es decir, que la censura no funciona hoy suprimiendo, amputando, prohibiendo, cortando. Funciona al contrario: funciona por demasía, por acumulación, por asfixia. ¿Cómo ocultan hoy la información? Por un gran aporte de ésta: la información se oculta porque hay demasiada para consumir y, por tanto, no se percibe la que falta.” (Ramonet)

La posibilidad de comunicarnos fácilmente por Internet, de acceder a la información con un solo clic y con menos necesidad de leer y más bien de ver, escuchar y hasta sentir, hace que las formas de relación entre los seres humanos esté más ligada a estas formas y qué mejor ejemplo que los niños y niñas o adolescentes, quienes fácilmente se montan en el tren de las nuevas tecnologías y a los que hoy les sabe mejor la relación con las pantallas y los aparatos que a los adultos a quienes se nos dificulta más.

“La época hipermoderna es contemporánea de una auténtica inflación de pantallas. Nunca hemos tenido tantas, no sólo para ver el mundo, sino para vivir nuestra vida. Y todo indica que el fenómeno, arrastrado por las conquistas de las tecnologías high-tech, seguirá extendiéndose y acelerándose.” (Gilíes Lipovetsky, 2007)

Esta manera de acercamiento y relación con lo que nos ofrecen los medios y la manera en que nosotros, como sociedad, recibimos y construimos imaginarios con la información, todavía no termina de desarrollarse, las tecnologías siguen “avanzando” teniendo nuevas formas, la Internet le da al usuario común nuevas formas de aprender, de comunicarse y de hacer parte. Por lo tanto es difícil terminar de saber hasta dónde vamos a llegar, pero sí es importante ser conscientes de lo que está pasando.

“Información y comunicación tienden a confundirse. Los periodistas siguen creyendo que son los únicos que producen información, cuando toda la sociedad se ha puesto frenéticamente a hacer lo mismo. Prácticamente no existe institución (administrativa, militar, económica, cultural, social, etc.), que no se haya dotado de un servicio de comunicación que emite – sobre ella misma y sus actividades – un discurso pletórico y elogioso. A este respecto, en las democracias catódicas, todo el sistema social se ha vuelto astuto e inteligente, capaz de manipular sabiamente los medios y de resistirse a su curiosidad.” (Ramonet)

Este cambio y crisis,  pone al comunicador frente a una nueva realidad que le demanda nuevas habilidades, competencias y también posibilidades de desenvolverse en el ámbito laboral y es cuando aparece la figura del “Educomunicador”.

El “Educomunicador“ es aquel que no sólo enseña a través de técnicas ligadas a medios de comunicación, es el comunicador que desempeñándose desde cualquier ámbito es capaz de seleccionar los contenidos adecuados para los usuarios que lo requieran y los ayuda a comprender la información que reciben.

Sin dudas, hoy el ciudadano común tiene más maneras de comunicarse y de estar informado y de la misma manera demanda más información, aumentando sustancialmente la cantidad de tiempo que mantiene frente a la pantalla o en búsqueda de nueva información, enfrentándose a un mar de posibilidades y de fuentes.

Hasta cierto punto, por reconocimiento de los Gobiernos e intento de responsabilidad con los ciudadanos, los canales públicos de televisión, y algunos privados, empiezan a asumir la función de formar y educar. Sin embargo, más allá de la especificidad de una televisión o medios generados para educar, se debe tener consciencia que todo lo que sea transmisible por estos medios resulta educativo, así no se reciba de manera consciente por los usuarios de esa manera.

“Lo que el ciudadano de hoy le pide al sistema educativo es que lo capacite para poder tener acceso a la multiplicidad de escrituras, de lenguajes y discursos en los que se producen las decisiones que lo afectan ya sea en el plano laboral o familiar, en el político y el económico. Y para ello el ciudadano debería poder distinguir entre un noticiero independiente y confiable y un noticiero ventrílocuo de un partido o un grupo económico, entre una telenovela que conecta con el país innovando en el lenguaje y en los temas y una repetitiva y facilona. Y para ello necesitamos una escuela en la que aprender a leer signifique aprender a distinguir, a discriminar, a valorar y escoger dónde y cómo se fortalecen los prejuicios o se renuevan las concepciones que tenemos de la política y de la familia, de la cultura y de la sexualidad. Necesitamos una educación que no deje a los ciudadanos inermes frente a las poderosas estratagemas de que hoy disponen los medios para camuflar sus intereses y disfrazarlos de opinión pública.” (Barbero, 2002)





¿Por qué no crean un Blog?

6 07 2010

Esta es una invitación a mis contactos en Internet, amigo o conocidos, de los que hacen parte de cada una de mis listas de correos en Hotmail, Gmail o Yahoo o con quienes comparto fotos y otra buena parte de nuestras vidas en Facebook, para que se hagan un Blog.

No lo digo sólo por mis contactos, seguramente todos tenemos algunos comentaristas de la política, la actualidad, el mundo, poetas virtuales, a los que creo unos valientes defensores de la democracia y practicantes de la libre opinión.

Pero… ¿por qué no crean un Blog?, ¿Por qué no atreverse a que esos comentarios de protesta, frustración, felicidad, esperanza , o cualquiera que sea el sentimiento que los inspire,  no sean sólo para los ojos de quienes los conocemos?.

Esta invitación no la hago sólo por estas personas que hacen parte de este grupo de “atrevidos creativos”, también por quienes les leemos… por quienes vemos nuestra “Bandeja de entrada” del correo y vemos un correo de un tal… (póngale el nombre que quiera) y con sólo ver su nombre sabemos que es un reflexión que puede ir desde su situación personal actual, la vida política, la historia y ahora, el fútbol.

También pasa en Facebook, no hablo de Twitter porque todavía no ha logrado cautivarme, pero ¿Quién no tiene un contacto que en su “estado”, tiene toda una reflexión de más de 20 palabras y que además cambia su frase todos los días?

Sí, para esto es el correo electrónico, para enviar y recibir mensajes, para eso son las redes sociales, para mostrar nuestra vida o por lo menos la parte que queremos mostrar, pero ahora la Web 2.0 nos da mejores opciones, para eso se ha modificado, para que seamos fuentes, pero no sólo para quienes conocemos sino para la comunidad de Internet.

Si has sido de estos atrevidos que ha enviado así sea un correo con un texto de Navidad o Fin de Año y crees que podrías escribir más o de los atrevidos que llenan nuestros correos con mensajes de reflexión, no lo dudes, atrévete a que te lean, yo lo estoy haciendo hoy y no es fácil encontrarse con el papel en blanco, pero… ¿qué no se logra con la práctica?.

A continuación pongo dos vídeos que pueden ser útiles para que te animes: uno en el que explican las utilidades de tener un Blog, y otro que es un instructivo para crear un Blog en WordPress que es la plataforma en la que está creado éste y que considero la mejor opción.

¿Qué es un Blog y para qué sirve?
Cómo hacer un Blog en Wodpress
http://vimeo.com/5529140

Lee el resto de esta entrada »